Habilitan puesto de vacunación en el Cunoc

91

Retoman la aplicación de la segunda dosis de la vacuna contra el covid-19 en Xela, con la habilitación del puesto de vacunación en el Cunoc.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Este miércoles se habilitó el puesto de vacunación en el edificio de Ingeniería del Centro Universitario de Occidente (Cunoc) de Xela, donde se aplicará exclusivamente la segunda dosis de la vacuna AstraZeneca, a las personas que ya cumplieron más de 8 semanas de haber recibido la primera dosis.

De esta manera se retoma el proceso de vacunación en la ciudad de Quetzaltenango, luego de que el jueves de la semana pasada se detuviera cuando se agotaron las vacunas y se cerraron los dos puestos que estaban funcionando.

El director del Centro de Atención Permanente (CAP) de Quetzaltenango, Salvador Soto, refirió que las personas que ya tienen más de 8 semanas de haber recibido la primera dosis de AstraZeneca pueden llegar al Cunoc para la segunda dosis, sin necesidad de que se les avise por medio de llamada o mensaje. Solo deben llevar su DPI y la constancia de haber recibido la primera dosis.

“Con base a la experiencia, hemos visto que hasta 500 o 600 personas se pueden vacunar por día. El proceso para la segunda dosis es más ágil porque ya no se tiene que llenar un conocimiento”, refirió.

Para que funcionara este puesto, que estará habilitado de 8.30 a 15.30 horas, las autoridades del Cunoc facilitaron las instalaciones, mobiliario, computadoras e Internet, mientras que el personal de salud lleva las vacunas, los suministros y el recurso humano.

¿Y para la primera dosis?
Soto explicó que aún está pendiente el reinicio de la vacunación para aplicar la primera dosis, la cual se realizará con el biológico Sputnik V.
“Esperamos que estos días seamos abastecidos y podamos iniciar, ya contamos con los congeladores. Los puestos de vacunación para las primera dosis serán la Universidad Mesoamericana, en la zona 9, y la Universidad Mariano Gálvez, en la zona 2”, apuntó.

También esta pendiente la capacitación del personal de salud, pues la logístia varía con la vacuna rusa.