Previo a informar de las medidas que la Municipalidad de Xela adoptará ante el aumento de casos de covid-19, las autoridades municipales se reunirán con transportistas y comerciantes.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El irrespeto a las restricciones y medidas adoptadas para controlar la pandemia se ha evidenciado en Xela en los últimos días.

Tras operativos realizados el fin de semana por la multisectorial se determinó que algunos negocios llegan hasta a triplicar la capacidad permitida de personas. En un centro nocturno de la zona 1, pese a que el aforo permitido era de 27 personas, se localizaron hasta 83, en su mayoría sin mascarilla, por lo que el lugar fue desalojado, informó este lunes Rony Álvarez, titular de la Unidad de Gestión de Riesgos de la comuna ante el Concejo Municipal de Xela.

Álvarez detalló que también se canceló un evento social. A eso se suma que han visto que persiste el uso inadecuado de la mascarilla, principalmente en los mercados.

El funcionario explicó que el municipio pasó de alerta naranja a roja, pues los casos positivos alcanzaron un 43 por ciento. Los contagios en el área urbana se presentan en su mayoría en las zonas 1, 3 7 y 8, mientras que en el área rural se dan principalmente en Chiquilajá, Llanos de la Cruz, Candelaria y Llanos del Pinal.

Medidas en espera
El Concejo Municipal conoció el informe de los operativos realizados el fin de semana y de la situación del municipio, pero aún no aprobó más medidas pues primero buscan reunirse con comerciantes y sindicatos de los mercados, cámaras de Comercio, Industria y la Mesa Económica, así como con transportistas y representantes de centros nocturnos, para socializar con ellos las acciones. Las reuniones están previstas para mañana martes 6 de junio y el miércoles 7 en el Salón de Honor de la comuna.

“Ninguno de ellos está tomando en serio esta enfermedad que está azotando no solo a Xela sino al mundo. Estas reuniones serán para que ellos estén enterados de las acciones que se tomarán, debemos socializarlas para no tomar decisiones arbitrarias”, refirió el alcalde Juan Fernando López.