Colectivos de la ciudad capital y Quetzaltenango han mostrado su rechazo al anuncio realizado por el presidente de la republica Alejandro Giammattei, de limitar las protestas en su contra, las cuales calificó de ilegales y originan que el coronavirus se propague más rápido.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente
Esta mañana durante su participación en la entrega de escrituras a personas beneficiarias en Sayaxché y San Luis, Petén, el mandatario se refirió a cerca de las protestas en su contra, “Mejor ni se lo contesto, porque es darle alas a 150 gentes, una gran manifestación. No tiene sentido. Nosotros seguimos trabajando”.

“Esa gente que está promoviendo que el virus se alborote más, es lo que ellos quieren y lo están promoviendo a través de una serie de manifestaciones ilegales”, afirmó.

Luego resaltó que este lunes en Consejo de Ministros, se estaría emitiendo un estado de Prevención en todo el país, “vamos a limitar ese tipo de cosas -manifestaciones- porque yo creo que ya basta, ya fue suficiente, pero ahora van a ver ustedes la respuesta. La respuesta son más vacunas”.

En ese sentido representantes de varios colectivos ciudadanos de la ciudad capital, rechazaron el anuncio del mandatario y reiteraron que continuarán las protestas en la Plaza de la Constitución.

En tanto que el Colectivo Ciudadano de Quetzaltenango (CCQ), emitió un pronunciamiento en sus redes sociales y convocó para que este lunes apartir de las 18 horas desde casa, la población se una a los cacerolazos.

“En la casa o en el tráfico, en donde quiera que estemos, hagamos sonar nuestro descontento, hagamos ruido con las bocinas de nuestros vehículos, en las redes sociales, en todos los medios, es momento de hacernos escuchar”, dijo Pilar Bagur integrante del CCQ.

¿Qué es el estado de Prevención?
Es una disposición legal establecida en la Ley de Orden Público, aprobada en 1965, la cual contempla entre sus consideraciones que es “obligación de las autoridades mantener la seguridad, el orden público y la estabilidad de las instituciones del Estado”.

A partir de este concepto, el Congreso decidió que “en determinadas circunstancias, la restricción de garantías es necesaria y delegó esta decisión al Presidente y su consejo de ministros”.

Las cuatro medidas establecidas en la Ley de Orden Público son: Estado de Prevención, de Alarma, de Calamidad Pública y estado de Guerra.