Tras la destitución del fiscal contra Impunidad, Juan Francisco Sandoval, Estados Unidos señala que ha perdido la confianza en la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras.

La fiscal general Consuelo Porras ya no goza de la confianza de Estados Unidos, tras destituir al jefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
La destitución de Juan Francisco Sandoval como jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) por parte de la fiscal general Consuelo Porras, muestra una falta de compromiso con la independencia judicial en Guatemala, señaló este martes el gobierno de Estados Unidos.

La vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jalina Porter, dijo en conferencia de prensa telefónica que la decisión de la fiscal general “es el patrón de comportamiento que indica una falta de compromiso con el Estado de derecho y con procesos judiciales y fiscales independientes”, señala el medio La Voz de América.

Porter indicó que como resultado de la destitución de Sandoval “hemos perdido la confianza en la fiscal general (Porras) y en sus decisiones e intenciones de cooperar con el gobierno de Estados Unidos y luchar contra la corrupción de buena fe”.

El medio indica que este martes la Casa Blanca “ha dejado en claro” al más alto nivel del gobierno en Guatemala su interés en hacer frente a la corrupción, fortalecer la ley, aumentar las oportunidades económicas y “abordar las causas fundamentales de la migración irregular”.

Por su parte, la agencia de noticias EFE indicó que Estados Unidos paralizará “temporalmente” la cooperación con el Ministerio Público de Guatemala después de la destitución de Sandoval.
A eso se suma que se realizará “una revisión de nuestras prácticas comerciales”.

Washington, señala La Voz de América, observa con celo si surgen acciones adicionales “que socavarían el estado de derecho para la independencia judicial en Guatemala”.