Síndrome Post Covid: Cuando los problemas de salud no terminan al dar negativo

691

Los galenos consideran que es necesario que el ministerio de Salud ofrezca un plan de seguimiento a las personas con el Síndrome Post Covid. 

De acuerdo con el CDC, algunas personas pueden experimentar una gama de síntomas nuevos o en curso que pueden durar semanas o meses después de haberse contagiado por el virus que causa la Covid-19 por primera vez.

José Racancoj/La Prensa de Occidente

Tras pasar un mes internado en el hospital temporal Covid-19 de Quetzaltenango, por ser un caso severo de coronavirus, Carlos González, de 22 años, logró recuperarse y dar negativo. Sin embargo, sus problemas de salud no terminaron ahí, pues durante ocho meses ha continuado con dificultades como dolor de espalda, cabeza y garganta.

Carlos es parte de un gran porcentaje de la población que ha superado la Covid-19, pero sufre secuelas debido a esta enfermedad. A este conjunto de complicaciones de salud posteriores al coronavirus se le ha denominado Síndrome Post Covid.

Tanto médicos particulares como de centros asistenciales estatales han comprobado que una gran cantidad de personas suelen experimentar estas afecciones posteriores a la enfermedad que también pueden conocerse como Covid-19 prolongado, Covid-19 postagudo o Covid-19 crónico, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

De acuerdo con Víctor Díaz, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital Regional de Occidente (HRO) se han registrado más de 50 complicaciones de salud que pueden quedar luego del coronavirus.  “Se ha documentado que un 80 por ciento de los pacientes va a presentar alguna de las 50 manifestaciones descritas”, explicó Díaz.

El médico refiere que uno de los problemas más frecuentes es la cefalea (dolor de cabeza), además de la disnea (dificultad en la respiración), palpitaciones, trastornos de ansiedad, depresión o fatiga al realizar algún esfuerzo.

Mientras que pacientes que han estado en cuidados críticos, que han requerido oxígeno suplementario mayor o ventilación mecánica, puede tener secuelas como fibrosis pulmonar, que en ocasiones pueden provocar que el paciente utilice oxígeno incluso de por vida.

Las personas no lo expresan

Alma Zacarías, médico y cirujano e investigadora clínica, explicó que las secuelas que deja la infección por Covid-19 es algo de lo que casi no se habla, pero se le debe poner atención.

Algunas alteraciones que Zacarías ha podido constatar en personas que salieron de la infección son neurológicas, se puede observa angustia y un síndrome de ansiedad generalizado, y por otro lado, problemas cardíacos.

“Parte de los trastornos que da la Covid, de los más fuertes, son las tromboembolias. Si el paciente tuvo una enfermedad con tromboembolia, vamos a tener problemas cardíacos, como la hipertensión pulmonar, insuficiencia cardíaca; y a nivel pulmonar la fibrosis pulmonar; a nivel hepático una inflamación del hígado, o sea una hepatitis”, confirmó Zacarías y agregó que también ha visto a pacientes que han quedado con hiperglicemias, así como casos de insuficiencia renal, agudas y crónicas. Estas secuelas pueden extenderse por 3, 6 o hasta 8 meses, según lo que han constatado los médicos.

¿Qué hacer en caso de sufrir el Síndrome Post Covid?

De acuerdo con Díaz, todo dependerá de los síntomas que presente el paciente. Por ejemplo, si sufre depresión, posiblemente requiera de tratamiento psicológico o incluso psiquiátrico y medicamentos. Un lugar al que se puede acudir es a la Clínica de Atención Psicosocial del Hospital Regional de Occidente (HRO).

Si se trata de un caso de cefalea se puede tomar un medicamento para disminuir el dolor de cabeza. Cuando se trata de disnea o fibrosis pulmonar se requiere oxígeno, y si es para recuperación pulmonar se puede utilizar algún tipo de aparato para recuperar la función pulmonar como el denominado Respirex.

En cualquier caso, lo ideal será asistir a los centros de salud más cercanos.

Sin un plan establecido 

El ministerio de Salud no cuenta con un plan para atender a todos los pacientes con el Síndrome Post Covid, señaló Zacarías. “Hay muchas cosas por hacer, es un reto para los médicos lograr, aparte de ver el tema de coronavirus, ir respondiendo a las alteraciones que van quedando”, refirió; además, recomendó a las autoridades de la cartera de Salud, impulsar un plan para ello.

El jefe de Servicio de Medicina Interna del HRO afirmó que actualmente, debido al aumento desmedido de contagios, los esfuerzos se enfocan en atender a los pacientes con el nuevo coronavirus. “No nos damos abasto con los pacientes con Covid-19, por lo que el plan de seguimiento está un poco mermado, a eso se suma que las consultas externas no están abiertas al cien por ciento, entonces no se tiene un seguimiento estrecho de estos pacientes”, manifestó. Aunque agregó que cuando se trata de pacientes críticos, sí se les puede dar seguimiento en el hospital, sin embargo, cuando son leves o moderados su recuperación es en casa.

En el caso del Centro de Atención Permanente (CAP) de Xela, tampoco se tiene un seguimiento específico a los pacientes con este síndrome, refirió el director Salvador Soto y añadió que particularmente sí conoce de personas con secuelas por Covid-19, pues le han consultado posteriormente.

“En mi caso he visto personas que han quedado con problemas respiratorios, que siguen utilizando oxígeno por algún tiempo. A otros les cuesta recuperar el sentido del gusto o sufren de insomnio. Al ser una enfermedad nueva hay muchas cosas que pueden suceder”, indicó.

Estos son algunos de los síntomas más comunes, que pueden manifestarse en cualquier persona que lo haya padecido, incluso si la enfermedad fue leve, o si no tuvieron síntomas iniciales. 

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Cansancio o fatiga
  • Síntomas que empeoran luego de actividades físicas o mentales
  • Dificultad para pensar o concentrarse (a veces denominada “neblina mental”)
  • Tos
  • Dolor en el pecho o en el estómago
  • Dolor de cabeza
  • Corazón que late rápido o muy fuerte (conocido como palpitaciones)
  • Dolor muscular o en las articulaciones
  • Sensación de hormigueo
  • Diarrea
  • Problemas para dormir
  • Fiebre
  • Mareos (vértigo) al ponerse de pie
  • Sarpullido
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Alteraciones del gusto o el olfato
  • Cambios en el ciclo menstrual

 “Se ha documentado que un 80 por ciento de los pacientes va a presentar alguna de las 50 manifestaciones descritas”

Víctor Díaz, jefe de Servicio de Medicina Interna del HRO.