Un grupo de docentes y exalumnos de la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales de Occidente sección Nocturna (ENCON), se organizaron para conmemorar los 100 años de vida de este establecimiento develando dos plaquetas conmemorativas.

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

Varias fueron las actividades que se desarrollaron a lo largo de esta semana la cual finalizó con un juego de pirotecnia que iluminó el sector donde se ubica el establecimiento educativo en la zona 3 de Xela, en una celebración completamente atípica pues no se contó con la presencia de muchas personas que de alguna forma han colaborado en el crecimiento de este reconocido instituto.

Su historia
La Escuela Nacional de Ciencias Comerciales de Occidente sección Nocturna (ENCON), fue establecida con el objetivo de brindar oportunidad de estudio a personas trabajadoras, se fundó en 1,921 durante el gobierno de Carlos Herrera Luna.

Funcionó en edificios de otros establecimientos como el INVO e INSO, Rodrigo Medina, B. Mazariegos, Daniel Barberena, Víctor y Manuel Argueta fueron los pioneros (fundadores), el primer director fue el profesor Víctor Estrada.

Durante algunos años la ENCON ocupó el edificio donde actualmente se encuentra la cárcel preventiva para hombres en la zona 1. En 1935 estuvo en la Escuela de Correos y Telégrafos en el Calvario zona 1, además ocupó el edificio del INEGAP en la democracia zona 3.

El 16 de mayo de 1980 fue inaugurado el nuevo edificio donde hasta hoy funciona el centro escolar, el cual fue construido durante el gobierno del general Romeo Lucas García, fue el ex alumno Luis Alfonso López quien en su calidad de presidente del Congreso de la República en aquella época gestionó la aprobación del presupuesto para la construcción del edificio.

Fue el profesor Carlos Gálvez el encargado de registrar el terreno en el Segundo Registro de la Propiedad, este era propiedad del Hospital Nacional de Quetzaltenango. Posterior a ello el licenciado Enrique Adolfo Juárez Rodríguez logró realizar el traspaso al Ministerio de Educación.

Al principio este Instituto tenía la carrera de Tenedor de Libros que posteriormente fue llamada Perito Contador además de la carrera de Secretariado Comercial.