El Hospital privado El Rosario fue clausurado hace una semana debido a que no contaba con la licencia sanitaria, pero según el diputado Cristian Álvarez el asunto tiene un trasfondo.

 

El parlamentario conversa con la encargada del hospital, quien le indica que el pasado miércoles presentaron parte de la documentación que necesitaban para obtener la licencia sanitaria

Mirna Alvarado/LaPrensadeOccidente

El diputado Cristian Álvarez, llevaba varios meses junto a sus asesores investigando una denuncia sobre cobros excesivos que se realizaban en ese nosocomio a los pacientes con covid-19, luego una delegación del Ministerio de Salud procedió a cerrar el hospital.

Este viernes el parlamentario Álvarez indicó que la existencia de una estructura que desde el Área de Salud, “beneficia y hace negocios a costillas del poder que tienen, porque resulta que el director médico de este hospital es subdirector del Hospital Temporal Covid-19 y yerno del director del Área de Salud”, expuso Álvarez.

Luego de visitar el Hospital Rosario ubicado en la 7a calle entre 14 y 13 avenida de la zona 3 de la ciudad de Quetzaltenango y de entablar una conversación con la encargada el funcionario se dirigió a la sede de la Dirección de Área de Salud donde encaró al director Juan Nájera.

Y es que de acuerdo con el funcionario las investigaciones iniciaron luego de recibir una denuncia donde se establecían cobros exagerados, «cuando las personas no podía pagar su estancia, los referían al Hospital Temporal Covid-19 Quetzaltenango, con un costo de Q35 mil además utilizaban medicamentos del Ministerio de Salud», puntualizó el parlamentario.