El director del Área de Salud de Quetzaltenango, Juan Nájera, confirmó hoy que denunció al director del Centro de Atención Permanente de Xela, Salvador Soto, por su presunta participación en una cadena de cobros ilegales para otorgar tarjetas de salud y manipulación de alimentos.
Esto ocurre en medio de la clausura de un hospital privado, vinculado a un familiar de Nájera, el cual funcionaba sin la licencia respectiva.

El director del Área de Salud, Juan Nájera (izq), denunció al director del CAP de Xela, Salvador Soto.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
En los últimos días, y en medio de la atención a la pandemia, dos casos han causado tensión entre las autoridades de Salud de la ciudad altense y del departamento.

Uno de ellos, es la clausura provisional del hospital privado, El Rosario, que atiende a pacientes con covid-19 en la zona 3 de Xela. Este centro funcionaba sin la licencia respectiva y no cumplía con ciertos aspectos de salubridad, además, según lo detallado la semana reciente por el diputado Cristian Álvarez, quien visitó el lugar, el director médico de este centro privado es Alex Loarca, quien es subdirector del Hospital Temporal Covid-19 de Cefemerq y yerno del director del Área de Salud de Quetzaltenango, Juan Nájera.

Un medio nacional informó el fin de semana sobre abusos, cobros excesivos y muertes maternas en el centro asistencial privado. Además, detallaba cómo desde el Hospital Covid-19 en Cefemerq se trasladaba a pacientes con posibilidades económicas a este hospital, y hacía referencia a la aplicación de tratamientos con medicinas robadas del Ministerio de Salud y del IGSS.

También se señalaba que el Área de Salud era el encargado de supervisar que los hospitales privados contaran con la licencia respectiva.

Nájera: No es competencia nuestra
El director del Área de Salud, Juan Nájera, dijo este lunes en conferencia de prensa que a la institución que él representa no le corresponde supervisar ni autorizar el funcionamiento de establecimientos de salud privados, como los hospitales, sino que es competencia de la Dirección General de Regulación, Vigilancia y Control de la Salud, a través del Departamento de Regulación, Acreditación y Control de Establecimientos de Salud, (Draces).

Juan Nájera, director del Área de Salud, en conferencia de prensa.

Lo que sí le correspondía al Área de Salud era evaluar el estado de la infraestructura del edificio que ocuparía el hospital privado El Rosario, para emitir el certificado de habitabilidad, un requisito para obtener la licencia respectiva.
En abril pasado un inspector de saneamiento ambiental realizó la verificación ocular del inmueble, y en ese momento no se encontró ningún problema, señaló Nájera.

“Nuestra función únicamente se limita a realizar la inspección ocular y a emitir o no la certificación de habitabilidad. Hasta ahí nuestra competencia”, explicó.

Nájera, además, negó que la relación familiar que tiene con el doctor Alex Loarca, director médico de este centro privado y subdirector del Hospital Temporal de Cefemerq, influya en alguna situación. “El hecho de que se me vincule a mí como familiar con un médico tratante de ese centro asistencial no tiene nada que ver con lo que estoy explicando. Eso es coincidencia”, indicó.

Agregó que cualquier médico graduado y activo en el Colegio de Médicos “está en su derecho de ejercer o tratar pacientes por la vía particular, siempre y cuando eso no interfiera en sus horarios ante una institución dependiente del Ministerio de Salud”.

Y sobre los supuestos medicamentos del Ministerio de Salud y del IGSS utilizados para tratar a pacientes de este hospital privado, Nájera dijo que no tienen conocimiento sobre ello. “No nos consta el proceso de adquisición o de compras que esa institución ha hecho para abastecerse de insumos y medicamentos, no tenemos información al respecto”.

Nájera aseguró estar sujeto a cualquier investigación. “Tengo la solvencia moral para asumir mi responsabilidad. No tengo nada que ver, sin embargo, me sujeto a cualquier proceso de investigación”, aseveró.

El CAP alertó sobre la situación en el Hospital El Rosario
El director del Centro de Atención Permanente de Xela (CAP), Salvador Soto, indicó que habían tenido conocimiento de muertes maternas vinculadas a sanatorios privados de Quetzaltenango, razón por la que el 26 de agosto se envió a inspectores a realizar una supervisión.

“Se me pidió por parte del Comité de Muerte Materna una investigación y como acciones propias del distrito de Quetzaltenango se hicieron las verificaciones, y como resultado vimos que el hospital El Rosario no tenía licencia sanitaria para poder operar. Enviamos un oficio al Comité de Muerte Materna y al director del Área de Salud de Quetzaltenango. Hasta ahí nuestra responsabilidad de haber notificado”, refirió.

Soto, señalado en cobros ilegales
El segundo caso que ha causado fricción entre las autoridades del Área de Salud y del CAP corresponden a las denuncias de una estructura de cobros ilegales para la emisión de tarjetas de salud y de manipulación de alimentos en el CAP, en la cual estaría implicado el director de este centro, Salvador Soto.

Salvador Soto, director del CAP de Xela.

Este caso fue dado a conocer en un medio televisivo nacional. En el reportaje se indicaba que había un laboratorio privado que está trabajando en complicidad con el CAP para extender estos documentos sin cumplir con todos los requisitos, a cambio de cobros que oscilaban los Q200, pese a que deberían ser gratuitos.

El director del Área de Salud, Juan Nájera, confirmó hoy que el pasado 8 de septiembre se presentó una denuncia ante el Ministerio Público en contra de Soto, por su presunta participación en este caso, además, también se envió la documentación y evidencias al Ministerio de Salud.

Nájera agregó que el Área de Salud no tiene competencia de emitir tarjetas de salud ni de manipulación de alimentos, sino que le corresponde a los centros de salud, y en este caso al CAP.

Por su parte, Soto refirió que no ha sido notificado por parte del ente investigador.
“Yo lo único que hago es firmar tarjetas de manipulación como de salud, si hay una denuncia del director de Área se me va a tener que notificar por parte del ente investigador y todo lo que se necesite estamos con la disponibilidad de proporcionarlo para que se aclare esto”, apuntó.