La pandemia ha venido a profundizar las desigualdades sociales, colocando en un mayor nivel de vulnerabilidad y riesgo a la niñez y adolescencia, señala Ciprodeni.

Otto Rivera, secretario ejecutivo de Ciprodeni, en conferencia de prensa da detalles de la situación actual de la niñez en Guatemala.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
La niñez y adolescencia en Guatemala afronta grandes problemas. La pobreza, la exclusión social, la marginación, la discriminación, la invisbilización, su criminalización, las múltiples violencias, la movilidad humana forzada, los delitos de los que son víctimas, entre otros factores, imposibilitan hoy en día, su pleno desarrollo integral y concretar un plan de vida digno así como certero.

Esto lo señala la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni) en la presentación del Análisis de situación de los Derechos de Niñez y Adolescencia, en el marco de la conmemoración del Día de la Niñez.

El informe, dado a conocer por Otto Rivera, secretario ejecutivo de Ciprodeni, señala que se ha tenido un enorme avance en el discurso a favor de los Derechos Humanos de las Niñas, Niños y Adolescentes (NNA), pero solo queda en el discurso, porque “en la realidad concreta es poco halagüeño lo que hemos logrado”.

Además, se explica que la pandemia ha profundizado las desigualdades sociales y el nivel de vulnerabilidad de la niñez ha aumentado, lo que se evidencia al analizar diversos indicadores.

26 fallecidos por desnutrición
La desnutrición crónica sigue afectando a 1 de 2 niñas y niños de Primera Infancia, lo que trae como consecuencia, atrofia en el desarrollo cognitivo, la cual es irreversible.
Es decir, que aproximadamente dos millones de niños y niñas en el país sufren de este tipo de desnutrición.

En el caso de la desnutrición aguda, que trae como consecuencia la muerte, durante
2020, se registraron 27,913 nuevos casos, lo que generó que el Gobierno lanzara la Gran Campaña contra la Desnutrición.
Pese a ello, de enero a agosto, del presente año, se han reportado 20,470 nuevos casos de Niñas y Niños, de 0 a 5 años, con desnutrición aguda, lo que evidencia el fracaso de la iniciativa gubernamental.

En 2020 Ciprodeni registró 21 muertes por desnutrición y en el presente año, hasta el mes de agosto, ya se han contabilizado 26 casos.

Muertes violentas
Las principales vías por las cuales se ocasiona una muerte violenta a las y los NNA (asesinatos) en el país, siguen siendo cinco: arma de fuego, ahorcadura, arma blanca, estrangulamiento y desmembramiento.

Durante los primeros siete meses del este año, 75 niñas y adolescentes mujeres habían sido asesinadas y 230 niños y adolescentes hombres. La principal causa de muerte violenta en adolescentes hombres es por arma de fuego.
La tendencia actual en el país, revela que una o un NNA es asesinado cada dos
días.

Desaparecidos
Según el registro del Sistema de Alerta Alba Keneth, desde inicios de enero hasta el 26 de septiembre, se habían activado 4,611 alertas, de las cuales el 40% se desactivaron (1,797) y el 60% (2,777) siguen vigentes.

En 2020, el total de alertas actividades fue de 4,232, lo que evidencia un importante incremento de casos en la actualidad.

La tendencia desde el año anterior indica que del total de casos de niñez y adolescencia desaparecida, el 67.4% corresponde a niñas y adolescentes mujeres y el 32.5% a niños y adolescentes hombre.

Aunque un importante número de NNA logran aparecer con vida, otro porcentaje (30% aproximadamente) aparecen sin vida y otros más (20%) nunca aparecen.

Violencia y abuso sexual
El Observatorio de Derechos de la Niñez (ODN) de Ciprodeni ha monitoreado hasta julio, en el Inacif, exámenes practicados en NNA, bajo la sospecha de haber sido víctimas de abuso y/o violencia sexual.

Para entonces se habían practicado un total de 1,945 exámenes forenses, de los cuales el 91% correspondía a niñas y adolescentes mujeres (1,777 exámenes) y el 9% restante, (168 exámenes) a niños y adolescentes hombres.

Un dato alarmante es que del total de casos, 9 corresponden a bebés menores de 1 año de edad y 95 a niñas y niños menores de 4 años de edad.

Embarazo infantil y adolescente
Según datos del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSAR), de enero hasta el mes de julio se habrían registrado 3,203 embarazos infantiles y hasta el mes de agosto, 70,821 embarazos adolescentes.

OSAR también maneja datos de la cantidad de nacimientos registrados, de niñas y adolescentes madres.
Para la misma temporalidad, de enero a agosto, se contabilizan 47,770 nacimientos, de los cuales, 1,271 corresponden a niñas madres, de 10 a 14 años (embarazo infantil); y 46,499 a adolescentes madres, de 15 a 19 años.

El análisis de ODN señala que se están registrando 15 embarazos infantiles cada
día y 12 embarazos adolescentes por hora.

Por otro lado, una hipótesis de trabajo del ODN-CIPRODENI, enuncia que solamente una niña o adolescente, de cada tres que son víctima de violación sexual, resultan embarazadas.