Los chivos siguen en crisis y de 24 puntos disputados solamente ha sumado 3; hoy cayeron goleados ante Municipal.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Xelajú volvió a caer y por goleada. Los chivos volvieron a demostrar serias desatenciones defensivas y poca claridad en ataque ante Municipal, que sumaba cinco partidos sin ganar, y cayó goleado 3-0.

Este fue el primer partido que dirigió el mexicano Irving Rubirosa (aunque desde los graderíos), quien tomó el mando el fin de semana reciente, en sustitución de Antonio Morales, con el objetivo de revertir la situación que vive el cuadro superchivo.

Con la derrota ante los rojos en la capital, los quetzaltecos suman 8 partidos al hilo sin conocer la victoria, y de 24 puntos disputados, solo ha sumado 3. Además, el equipo suma cuatro partidos consecutivos sin poder anotar un gol, el último fue obra de Harim Quezada en la derrota ante Comunicaciones 2-1, el pasado 6 de octubre.

“Fue un mal partido, habrá que trabajar mucho”, fueron parte de las declaraciones de Rubirosa, al concluir el encuentro. Para cambiar la situación del equipo, la clave es “ganar”, indicó.

Los chivos, que se ubican en la sexta posición del torneo, recibirán en el estadio Mario Camposeco a Iztapa el sábado 30 octubre.