Este programa se implementó desde 2018 en el HRO y a través de él se han prevenido casos de ceguera en recién nacidos.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Retinopatía del Prematuro es el proyecto que se implementó en 2018 en el Hospital Regional de Occidente (HRO), a través de la Unidad de Oftalmología, el cual ya ha presentado avances.

De acuerdo con Ana Lucía Asturias, oftalmóloga pediatra y coordinadora del programa de Retinopatía del Prematuro, en este centro asistencial se ha tamizado a 500 bebés, de los cuales, 18 han evitado ceguera.

Actualmente son 10 hospitales de la red nacional del Ministerio de Salud que han implementado este servicio por medio de la telemedicina, con lo que se busca la prevención de la ceguera en recién nacidos.

Este día se realizó una jornada de capacitación al personal del HRO, entre ellos, médicos de Pediatría, Enfermería, Banco de Leche y Terapia Respiratoria, quienes trabajan en áreas donde en conjunto con el equipo de Neonatología y de la Unidad de Oftalmología brindan tratamiento a los recién nacidos que han pesado menos de 2000 gramos o nacidos antes de las 37 semanas de embarazo.