Xela: Empresarios de hoteles y restaurantes se muestran optimistas por Semana Santa

201

La ocupación hotelera ha subido esta semana en un 30 por ciento, comparado con el año pasado que se tuvo solo un 10 por ciento. Esperan que en  Semana Santa se llegue al 90 por ciento de ocupación.

Mirna Alvarado /La Prensa de Occidente  

Sectores económicos prevén que la recuperación total de la economía en el país se comenzará a dar entre este año y el 2025. A diferencia del año pasado, en este, los empresarios del departamento esperan una mejoría.

Recientemente, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer que a nivel nacional se registró un incremento en la recaudación de impuestos por alojamiento y alimentos; para Otto Vargas del Grupo Gestor de Quetzaltenango, esta es una muestra de la recuperación en la actividad económica local.

“Según la SAT, en este primer trimestre se ha recaudado por el 54.9 en turismo (alojamiento y alimentación) y hay que recordar que Quetzaltenango es uno de los departamentos que más servicios de este tipo ofrece, entonces no descartamos que gran parte de ese 54.9 por ciento corresponda a lo local”, señaló.

“La reactivación económica a nivel local ha sido difícil, pero a juzgar por los reportes de la SAT, consideramos que habrá una mejoría en este año; además las restricciones ya no son tan duras como a inicios de la pandemia”, recalcó Vargas.

Los integrantes de la Gremial de Hoteles y Restaurantes también se muestran esperanzados, pues consideran que se deben continuar con las normas de bioseguridad en combinación con la promoción de las vacunas, para crear un clima de confianza en la generación de sus servicios.

“Hasta hoy nuestros agremiados indican que tienen una ocupación del 50 por ciento en hoteles. Los restaurantes no trabajan con reservaciones, pero esperamos que se pueda generar más movimiento en los días más próximos a Semana Santa”, explicó Daniel Yancor, presidente de la Gremial.

Yancor aseguró que en 2021, debido a las restricciones de aforo en lugares públicos, no se pudo superar el 20 por ciento de la ocupación en hoteles y restaurantes. “Por ejemplo, tuvimos conocimiento de que en algunos hoteles solo 10 o 15 habitaciones de 100 o 150 estuvieron ocupadas, ahora por lo que se ve, esta cifra puede aumentar, nosotros creemos que puede superarse para los días fuertes”, agregó.

Jorge García, presidente de Cámara de Comercio, aseguró que esta Semana Santa es positiva desde todos los contextos, después de dos años de restricción. Recordó que el 2020 fue uno de los peores años para todos los comercios, pequeños, medianos y grandes; aunque para las grandes empresas e industrias la recuperación comenzó a darse a mediados del año anterior.

Sin embargo, García no descarta que el aumento en los precios de los combustibles sea un factor negativo. “Si el costo del combustible aumenta en los días previos a la Semana Santa, podría afectar el ingreso de turistas, pero no perdemos las esperanzas de que todo vaya bien”, indicó.

“La incidencia ocupacional puede aumentar en los dos días previo a la Semana Mayor, eso nos da un margen de positivismo. Sabemos que hay hoteles que ya tienen el 50 por ciento de su ocupación, esperamos que llegue a no menos del 95 por ciento”, enfatizó.

Nuevas estrategias

Flora Castillo del Comité de Autogestión Turística (CAT) y gerente de uno de uno de los hoteles de mayor prestigio en la ciudad de Quetzaltenango, refiere que se han implementado estrategias para mejorar la recepción de turistas nacionales e internacionales.

Prueba de ello es que esta semana se hizo el lanzamiento oficial de la campaña “Pregón de Semana Santa 2022”, un componente en el que Hermandades de diferentes Iglesias, el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT), la Oficina de Turismo Municipal y el Comité de Auto Gestión Turística están involucrados para promover a Quetzaltenango como un destino turístico.

“Quetzaltenango y Antigua Guatemala son prioridad en la promoción que realiza el INGUAT, y creemos que este año se va a generar un lleno total desde Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección”, explicó Castillo.

Castillo hace énfasis en que Semana Santa es una de las tres actividades fuertes que más ingresos genera a las prestadoras de servicios de alimentación y hospedaje, le siguen las actividades de Independencia y Año Nuevo. “Adicionalmente los fines de semana largos, pero vemos que este primero de mayo no se corre el descanso, hasta el 30 de junio. entonces Semana Santa sí nos ayuda a estabilizar nuestra economía”, resaltó.

De acuerdo con las evaluaciones recientes del CAT, los hoteles de Quetzaltenango han llegado arriba del 70 por ciento en el primer trimestre del año, no obstante, el dato no refleja una recuperación económica total.

Garantizan bioseguridad

Para fomentar la confiabilidad de los visitantes tanto nacionales como internacionales, la Gremial de Hoteles y Restaurantes, ha impulsado en sus agremiados la ejecución de las normas que establece el INGUAT para obtener el “sello de bioseguridad”.

“Este requisito es importante para certificar a los turistas que trabajamos bajo todas las medidas de bioseguridad de esa manera garantizar que estarán en un ambiente libre de contagio”, mencionó Daniel Yancor.

Vacunación genera incidencia

De acuerdo con el Área de Salud de Quetzaltenango, se ha llegado a un 70 por ciento de población con el esquema completo de vacunación lo que, según el presidente de la Cámara de Comercio Jorge García, ha contribuido en la demanda de servicios de hospedaje y comida.

Crisis aún no superada

El Comité de Autogestión Turística prevé que la visita de turistas se incremente en un 50 por ciento respecto al año pasado, pero, aunque las proyecciones son alentadoras, las restricciones vinculadas al número de personas que pueden reunirse ha sido otro factor por el que las actividades económicas de este sector todavía no se vean regeneradas.

“Ocurre que los eventos especiales, como congresos o encuentros organizacionales son de las principales actividades que más ingresos genera a los hoteles y restaurantes, pero aún no están permitidas”, apuntó Flora Castillo.

Cabe destacar que las actividades de Semana Santa permiten el turismo religioso, gastronómico y artístico, entre otros, por esa razón varios sectores tanto formales como informales ven estas fechas como un aliciente a su economía, este año la expectativa es mayor tomando en cuenta el golpe generado por la pandemia.

“Tenemos la plena confianza que podemos llenar las expectativas gastronómicas de los comensales tomando en cuenta los protocolos de bioseguridad para que confíen en los servicios que presentan los restaurantes, es una oportunidad de innovar y de poder hacer ajustes en la economía y así ayudar a promover las distintas opciones gastronómicas especialmente a los emprendedores, ya que hemos preparado lugares para mayor comodidad y seguridad”, expuso Julio Godínez, gerente de un restaurante ubicado en zona 3.

“El año pasado nosotros no abrimos para estas fechas, porque durante el confinamiento tuvimos muchas perdidas, nos ha costado mucho salir adelante con la promoción de los platillos típicos de la ciudad. Esperamos que en los próximos días podamos tener lleno total”, refirió Amalia Hernández, directora de un restaurante típico de la zona 1 de Xela.