En las bancas y columnas del Parque Central, así como en restaurantes, cafés y otros puntos del Centro Histórico de Xela, fueron liberados 50 libros.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Por sexto año consecutivo, en el marco del Día Internacional del Libro celebrado el pasado 23 de abril, en Xela se vivió la liberación de textos.

Esta actividad consiste en que diversos libros de autores nacionales e internacionales se dejan en espacios públicos, donde cualquier persona lo puede tomar, llevárselo a casa, leerlo y luego volverlo a liberar en un lugar público, para que alguien más lo lea y siga con este ciclo.

Este año, el evento fue impulsado por el Patronato del Centro Histórico de Quetzaltenango y Fábrica de Ideas, quienes liberaron cerca de 50 libros en el Centro Histórico de Xela, en lugares como las bancas y columnas del Parque Central, en cafés, restaurantes y otros puntos, señaló Fabricio Amezquita, integrante del Patronato y de Fábrica de Ideas.

“Le pedimos a la población que encontró libros en el Centro Histórico que tengan el compromiso de leerlos y volverlos a liberar, queremos que el texto siga dando vueltas para que más gente tenga acceso a la literatura”, refirió.

En esta edición se promovieron libros de literatura infantil, como cuentos para niños, con el fin de motivar a los infantes, así como libros de poesía y narrativa de autores nacionales y de grandes autores como William Shakespeare y Oscar Wilde.