17 de mayo, Día Mundial del Reciclaje ¿Es posible un mundo sin empaques?

441

Con frecuencia los empaques son duramente criticados por los daños que causan al medio ambiente. Los vertederos a cielo abierto, la contaminación de ríos y mares y la gran cantidad de recursos naturales que se necesitan para fabricar los empaques de plásticos, son algunas de las principales.

Redacción/La Prensa de Occidente

Sin embargo, en industrias como la alimentaria, farmacéutica y agrícola, los empaques o envases juegan un papel importante en la inocuidad y seguridad de los productos que consumimos. Lo anterior nos lleva a la pregunta: ¿Es posible un mundo sin empaques?

Ante esta interrogante, Claudia Alvarado, gerente de Sostenibilidad de Nestlé Centroamérica, expone que, en industrias como la alimentaria, prescindir al 100% de los empaques o envases es sumamente retador, al menos por ahora, ya que estos tienen un rol imprescindible para garantizar la calidad y, más importante aún, la seguridad de los productos durante su almacenaje y transporte.

“Si bien eliminar los empaques o envases de alimentos por completo no es la mejor opción en este momento, desde las empresas estamos realizando cambios como diseñar empaques reducidos, es decir con menos cantidad de recursos naturales, apostar más por empaques reutilizables o diseñarlos con materiales reciclables que les permitan un cierre de ciclo y, principalmente, apoyar el desarrollo de infraestructura y educación de los consumidores para aumentar el reciclaje”, explica.   

Acciones en la industria alimentaria hacia un futuro sostenible:

Nestlé es la compañía de alimentos y bebidas más grande del mundo y, por consiguiente, una de las que más empaques utiliza para garantizar la calidad e inocuidad de sus productos. Por lo anterior, la compañía ha diseñado una estrategia exclusiva para hacer sus empaques posconsumo más sostenibles, como uno de los pilares para alcanzar su gran meta global de ser cero emisiones netas en toda la cadena de valor al 2050.

Específicamente en materia de empaques, Nestlé se ha comprometido al 2025 a que el 100 por ciento de sus envases sean reciclables o reutilizables y a reducir en un tercio la cantidad de plástico virgen utilizada para fabricarlos.

Para lograr lo anterior, la empresa trabaja en cinco pilares:

  • Desarrollar empaques sostenibles para reducir el uso de plástico virgen innecesario.
  • Apuntar a la creación de empaques reusables y rellenables.
  • Diseñar empaques reciclables para su cierre de ciclo.
  • Crear un futuro libre de basura, a través del desarrollo de infraestructura para la clasificación, recolección y reciclaje, fomentando políticas con enfoque circular.
  • Educar, comprometer e incentivar nuevos comportamientos en colaboradores, consumidores, distribuidores, comercios y otros públicos de interés. 

“Nuestro objetivo global es que ninguno de nuestros envases, incluyendo los plásticos, terminen en un vertedero u océano. Desde Centroamérica estamos liderando importantes proyectos que nos permiten sumar a esta meta. Una de nuestras prioridades es trabajar en la educación de nuestros colaboradores, consumidores y socios comerciales, pues sabemos que solos no podemos alcanzar el objetivo”, agregó Alvarado.

Como parte de sus esfuerzos Nestlé ha logrado en Centroamérica:

  • El 82 por ciento de sus empaques están diseñados para reciclarse.
  • Reducir el tamaño de varios de sus empaques plásticos y con esto lograr un ahorro de más de 133 toneladas de plástico virgen en sus empaques.
  • Todas las fábricas y centros de distribución de Nestlé valorizan sus residuos y son cero residuos al vertedero.