«Todos Conectados» es el primer proyecto tecnológico y de conectividad de su tipo a nivel latinoamericano, y fue lanzado en una comunidad del occidente del país.

Estudiantes de comunidades lejanas, donde no hay acceso a Internet, podrían utilizar este sistema y acceder a contenido digital.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Este es un proyecto tecnológico innovador qué brinda contenido educativo y técnico a las comunidades más alejadas del país que, por lo general, no tienen conexión a internet o este resulta ser muy caro. Se trata de “Todos Conectados”, el cual fue lanzado en la comunidad de San Pablo, aldea Toaca, del municipio de Tacaná, departamento de San Marcos.

Se trata de un sistema que permite que los usuarios interactúen entre sí, incluso de otros países, generando un empoderamiento local, mientras visualizan, descargan y comparten contenidos y herramientas digitales a alta velocidad y desde cualquier dispositivo.

Es una especie de gran biblioteca virtual capaz de reemplazar al Internet. Los usuarios tienen la posibilidad de acceder a contenido de diversas áreas como historia, ciencias, tecnología, emprendimiento, educación técnica, entre otros.

David Mazariegos, de la Red Nacional de Grupos Gestores, refirió que el objetivo principal es reducir la brecha digital entre la población guatemalteca, brindándoles acceso ilimitado de información para el desarrollo humano, haciendo que todas las personas tengan igualdad de oportunidades para poder lograr sus sueños y explotar su potencial sin importar su origen o nivel de ingreso en la misma comunidad contribuyendo a evitar la migración.

 

La infraestructura local es alimentada con una sola fuente de Internet, la cual sirve para actualizar contenido, emite una gran nube de conectividad (tipo Wi-Fi) en la cual todos los que tengan un dispositivo móvil (smartphone, tableta o computadora) pueden conectarse a la información, navegando fluidamente y sin costo. Los usuarios podrán elegir a qué información acceder de acuerdo con sus propios objetivos de vida.

 

Actualmente es el primer proyecto que se implementa en Latinoamérica, además de Perú donde nace la iniciativa.

Es una iniciativa promovida por el cantón San Pablo, aldea Toaca, Tacaná, gestionada y ejecutada por la Red Nacional de Grupos Gestores y el Grupo Gestor Tacaná, implementada por la ONG Estadounidense Open Learning Exchange (OLE) y la empresa tecnológica peruana UAIKI y financiada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).