La idea de escribir el libro “La Economía Atrapada” nació en la ciudad de Quetzaltenango detalló su autor, el economista y exministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight.

Juan Alberto Fuentes Knight, autor del libro “La Economía Atrapada”.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Luego de casi tres años de trabajo y de investigación, casi como de detective, como él mismo reconoce, el economista y exministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight, publicó y presentó su libro “La Economía Atrapada”.

En Xela, Fuentes Knight realizó una presentación especial en Santiaguito Libros, la librería de 32 Volcanes, en un evento bastante concurrido.

La Economía Atrapada “es un libro hecho para que el ciudadano común conozca de la economía guatemalteca, no es un libro para especialistas”, indicó el autor.

Agregó que, además de conocer un poco la historia, los lectores podrán “conocer cómo se toman decisiones en materia económica, quienes son los grupos más importantes en términos de influencia y cómo afecta a otros grupos que no tienen tanta influencia y ahí distingo entre los poderosos consorcios familiares que tienen mucho poder no solo económico sino político, pero también analizó la situación de lo que yo llamo la infantería, que es la mayoría de la gente que trabaja para producir bienes o servicios en el mercado nacional, en situación de libre competencia”.

En el libro también se aborda la situación de los exportadores tradicionales, los no tradicionales, entre otros temas, “puede servir como un libro de referencia”, señaló.

La idea surgió en Xela
Fuentes Knight, hijo de Alberto Fuentes Mohr, un economista, político e intelectual quetzalteco asesinado en medio del conflicto armado interno, detalló que la idea de escribir este libro surgió en Quetzaltenango.

“En 2019 fui invitado a hacer una presentación en el Cunoc (Centro Universitario de Occidente), con ocasión del 20 de octubre, ahí hice una exposición sobre la economía política de la Revolución del 44 y la presentación tenía una visión histórica, y una de las personas que me invitó, que fue el licenciado Mario Aníbal González, me preguntó si esa exposición la iba a volver un libro. En ese momento no lo había pensado, pero como resultado de la pregunta concluí que tal vez sí era bueno hacer el libro y comencé a escribirlo”, contó.

El autor habló de las dificultades que enfrentó para tener acceso a información estadística y de otro tipo, “en Guatemala lamentablemente las estadísticas no son completas, hay muchos vacíos”, señaló. De hecho en la introducción del libro señala que a veces su trabajo fue más de detective que de economista, “pero encontré gente amable, fui a entrevistas, Internet también es una fuente maravillosa, además de libros y tuve apoyo de historiadores”, indicó.

Un libro de referencia para las universidades
El libro fue comentado por la investigadora Úrsula Roldán, quien dijo que el texto debería pasar por las universidades y ser de referencia.

Rigoberto Quemé, antropólogo e investigador, calificó el libro como una obra monumental y un regalo para los tiempos actuales. “Yo diría que es histórico, descriptivo, documental, analítico, crítico y propositivo”, explicó.