El Museo Chocolate Doña Pancha abrió sus puertas en la zona 1 de Xela, donde la población podrá adentrarse en el mundo del cacao y el chocolate para conocer más de su historia, su ruta y proceso de elaboración. 

José Racancoj / La Prensa de Occidente

A Lansquenet, un pueblo francés muy tradicional, donde nada ha cambiado en los últimos 100 años, el viento del norte lleva consigo a dos forasteras: Vianne Rocher y su hija Anouk. Vianne inaugura una chocolatería repleta de dulces capaces de despertar los ocultos apetitos de los habitantes del pueblo. Posee, además, un don especial que le permite percibir los deseos de los demás y satisfacerlos con el dulce exacto. (Película Chocolate)

Así es el nuevo Museo de Doña Pancha, un recorrido resumido de los 3 mil 500 años que lleva el cacao impactando la vida de las personas, es lo que los quetzaltecos y visitantes podrán encontrar en este lugar, que seguro despertará deseos escondidos por la magia de los dulces y bebidas que sirve Doña Pancha en su recorrido.

Este nuevo espacio, dedicado al chocolate, también conocido como “alimento de los dioses”, se ubica en la 15 avenida 0-36 de la zona 1, de la ciudad de Quetzaltenango y sus puertas ya están abiertas.

Mirna Rojas, propietaria de Chocalatería Doña Pancha, explicó que el museo resalta muchos aspectos del cacao y del chocolate, por ejemplo “que viene desde la cultura Maya, cómo se desarrolla en Mesoamérica, cómo fue llevado al continente occidental, cómo llegó a las mejores familias de Italia y Francia, su parte simbólica a través de culturas aztecas, toltecas y sudamericanas, y cómo se absorbió en la transición del colonialismo”.

A través de este museo también se busca impulsar la reactivación turística internacional y nacional, además de promover la cultura del cacao y el chocolate a nivel local. A eso se suma que busca dar un testimonio empresarial de la trayectoria que tiene Chocolate Doña Pancha, empresa con más de 17 años de vida.

La inauguración de este nuevo espacio se dió en el marco de la celebración del Día Internacional del Cacao, que se conmemora cada 7 de julio, el cual fue proclamado en 2010 por la Organización Internacional de Productores de Cacao y la Escuela de Chocolateros y Confiteros de Francia, debido al valor nutricional que tiene y los beneficios a la salud. Estas mismas entidades son las que declararon el 13 de septiembre como el Día Internacional del Chocolate.

El museo se montó con base a una investigación que llevó 6 años.

Un proyecto de años 

El proyecto del museo ya se venía pensando desde hace años, de hecho, se tenía contemplado que se inaugurará en 2020. “No podíamos esperar más tiempo, es un proyecto de años. Con las alianzas y la reactivación económica y turística hemos regresado y retomado el tema del museo”, señaló Rojas.

El museo está enlazando desde ya con los tours que se realizan en la ciudad. “Es un anexo al tour, también (se trabaja) bajo reservación, si las personas vienen y quieren visitarlo pueden pasar adelante, estamos estimando los costos. En el caso de los tours ya se tienen los costos establecidos y ahora tienen un agregado más. Sumado a ello queremos hacer paquetes para estudiantes”, sostuvo Rojas.

Una larga investigación 

El trabajo de investigación acerca del cacao y del chocolate que se puede apreciar en el museo le tomó más de seis años a César Quijivix Morales, encargado del montaje. “Me llevó unos seis años la investigación, mientras que la ejecución la pudimos hacer en una semana”, refirió.

Agregó que en el recorrido por el museo la gente podrá encontrar un resumen de los 3,500 años que lleva el cacao impactando en nuestras vidas. “Podrán darse una idea de la cultura actual y de la pasada, así como de los procesos. Además, podrán disfrutar de bonitas actividades como el Tour del Chocolate, donde van a poder degustar diferentes tipos de chocolates y cacaos”, indicó Quijivix.

Para César, contar con espacios como este en Xela es de suma importancia, pues de esta manera la población se puede empoderar en torno a la cultura del chocolate y conservar así las tradiciones.

Los quetzaltecos y visitantes podrán conocer más del chocolate y del cacao de una manera entretenida.

LLAMADO

El chocolate está compuesto por más de 300 químicos naturales. Algunos afectan el cerebro humano liberando neurotransmisores, responsables de nuestras emociones y de cómo nos sentimos.

El Museo Chocolate Doña Pancha se ubica en la zona 1 de Xela.