En el Teatro Nacional, la principal obra arquitectónica del maestro Efraín Recinos, presentan “Recinos Inédito”, un compilado de escritos inéditos que muestran una nueva faceta -hasta hace muy poco desconocida- del emblemático artista quetzalteco.   

Redacción/La Prensa de Occidente

La vida y obra del maestro Efraín Recinos marcó un antes y un después en la sociedad guatemalteca, en su cultura y su arte, gracias a sus intervenciones arquitectónicas, escultóricas y pictóricas que lo proclamaron en vida como un artista multifacético, de amplia trayectoria y gran reconocimiento nacional e internacional.

En el marco de una trascendental alianza de recuperación histórica y cultural entre Editoriales Capiusa y Cementos Progreso, surge “Recinos Inédito”, un compilado de dos libros de edición limitada que guardan entre sus letras toda la esencia del maestro. El primero consta de un total de 11 escritos cortos, debidamente ilustrados, mientras que el segundo contiene un relato de ficción titulado “El Retrato”.

“Para Cementos Progreso es un honor el poder participar en el rescate de una joya artística-literaria del gran maestro Efraín Recinos, para el enriquecimiento de nuestra cultura e historia. Mostrar una parte de ella desde la óptica de uno de los artistas más grandes del arte y de la arquitectura guatemalteca, es considerado en sí mismo un logro para todos los que conocimos su vida y su obra, misma que permanece viva en el tiempo”, manifiesta José Raúl González, CEO de Progreso.

La importante labor de curaduría en los escritos de Recinos fue realizada por Editoriales CAPIUSA, su aporte dentro de esta alianza deja una obra digna del valor artístico que representa el autor para el país y el mundo. La editorial le da vida y color al documento en un formato de caja artística, ilustrando al público de manera visual y escrita en este exclusivo material.

“Este es un proyecto que tomó un poco más de tres años en concretarse. Cuando Lorena Recinos nos comentó sobre la existencia de escritos sin publicar de su padre, sabíamos que era algo que debía compartirse con el mundo entero. Un legado de esta magnitud no podía engavetarse, así que, gracias al apoyo de Cementos Progreso, realizamos el esfuerzo para materializar esta obra de gran trascendencia para la historia del arte guatemalteco”, agregó Oscar Méndez, director de Editoriales CAPIUSA.

Este talento que desarrolló en sus últimos años de vida corresponde a una de las facetas poco conocidas del artista, gracias a la cual dejó plasmado en papel y tinta toda su sabiduría, conocimientos y creatividad en un nuevo legado que se complementa con dibujos de su autoría.

“En sus últimos años de vida, mi padre exploró su faceta como escritor y creó varios cuentos cortos con sus respectivas ilustraciones y una historia de ficción, los cuales han estado guardados por más de diez años, pero finalmente llegó el momento de mostrarlos al mundo, como su último legado que nos deja como artista”, expresa Lorena Recinos, hija del maestro.

Un artista inolvidable

Efraín Enrique Recinos Valenzuela nace en Quetzaltenango en el año 1928, durante su larga vida aportó enormemente a la cultura, el arte, la arquitectura y a la promoción de los derechos culturales y socioeconómicos de Guatemala. Estudió en la Escuela Nacional de Artes de Leicester, Inglaterra, donde perfeccionó sus talentos innatos, la pintura y la escultura. Ingeniero de profesión, graduado de la Universidad San Carlos, hizo uso de los conocimientos de esta carrera para transformar, en material, el mundo de sus creativas ideas, dejando un legado de obras invaluables, como el Teatro Nacional de Guatemala, casa de artistas nacionales e internacionales, y por muchos expertos, un hito arquitectónico.

Gracias a su intervención en el diseño y construcción de este monumento, pudo ser creador de otras obras públicas, entre ellas: el Mural Poniente del Crédito Hipotecario Nacional, Mural de La Biblioteca Nacional, La Guatemalita, entre otros.

El domingo 2 de octubre de 2011, día de su partida, los corazones guatemaltecos se llenaron de luto, pero fundidos en un profundo agradecimiento y orgullo de su obra que será recordada por siempre.