Sectores de la sociedad quetzalteca se manifestaron en contra de dicha decisión y estas son las razones.

Foto David Pinto

Mirna Alvarado y Adrián Velásquez/La Prensa de Occidente

El anuncio de alcalde Juan Fernando López sobre que este año la Feria de Independencia podría realizarse en el Centro Intercultural y no en el campo donde siempre se ha realizado o en un lugar adecuado para ello mantiene en zozobra a diferentes sectores de la sociedad quetzalteca.

Aunque el Concejo Municipal firmó recientemente un convenio con la junta directiva del CIDEQ para realizar la feria de independencia en ese lugar, el jefe edil explicó que únicamente se está a la espera de los dictámenes correspondientes, como el del Instituto de Antropología e Historia (IDAEH), del Ministerio de Cultura y Deportes.

“Este recinto se ha utilizado para conciertos y otras actividades, pero ahora que pretendemos realizar la feria ahí existe mucha oposición y si no logramos que los permisos, tendremos que pedirle al Gobierno las instalaciones donde funciona el Hospital Covid-19”, afirmó el jefe edil, argumento con el que, entre líneas, hace un recordatorio que en el campo de la feria fue donde se construyó el Hospital Temporal para el combate del coronavirus.

Ante ello, según el abogado Carlos Martínez, el Concejo Municipal podría incurrir en varias faltas y delitos, debido a que una vez se encuentre vigente un recurso judicial abierto, las autoridades municipales deben respetar el debido proceso.

“Aquí podrían incurrir en abuso de autoridad, porque no hay nada resuelto por la Corte todavía, incluso podrían estar en usurpación de funciones ya que el usufructo pude ser retirado únicamente por el gobierno”, aseveró Martínez.