La Cooperativa de Productores de Leche Dos Pinos, mantiene su compromiso de invertir y contribuir al mejoramiento del desarrollo de los países donde opera. 

En el caso de Guatemala, en los últimos tres años se ha invertido cerca de USD$20 millones, con el objetivo de fortalecer la presencia comercial y promover el empleo y dinamismo económico. Asimismo, Dos Pinos ha continuado haciendo importantes aportes a través de la cadena de más de 400 proveedores, los impuestos al fisco y los pagos de planilla y la seguridad social.

“Como empresa Cooperativa, sus asociados son su razón de ser, los asociados suman más de 1300 productores de leche y cerca de 600 asociados colaboradores que son la base de este sueño que inició hace 75 años. Hoy, todos nuestros esfuerzos en la industria están pensados para seguir honrando el sueño de esos 25 asociados que iniciaron esta gran organización”, indicó Gerardo Fajardo, gerente País de Dos Pinos.

En Guatemala, la Cooperativa genera empleo a cerca de 500 personas, de las cuales alrededor de 300 son empleos propios y el restante, son servicios tercerizados para planta y bodegas. Dos Pinos Guatemala cuenta con cerca de 300 variedades de producto, de los más de 900 que la Cooperativa tiene en portafolio y que se comercializan en más de 11 mil puntos de venta de todo el país.

En este último año, la Cooperativa ha invertido cerca de USD$500 mil en infraestructura, tecnologías y transporte para consolidar su operación local y competir al más alto nivel con marcas y empresas nacionales y extranjeras.

“No podemos dejar de mencionar que dentro de nuestro legado está la responsabilidad con la comunidad y es por ello que, solo en 2022 hemos realizado la donación de más de US$25 mil equivalentes en productos a instituciones dedicadas al cuidado del adulto mayor, niños y educación. Además de enfocarnos en la comunidad de Fraijanes, en donde hemos definido junto con el Ministerio de Educación una escuela ubicada en este municipio para apoyar con un programa de educación nutricional”, agrega Fajardo.

Hoy, Dos Pinos continúa siendo una empresa cooperativa con corazón lácteo, pero que incursiona en varios segmentos del mercado de alimentos con una clara expansión en el mercado internacional. “La transnacionalización se lleva a cabo mediante alianzas estratégicas, inversión directa o adquisiciones; y con productos de un alto valor agregado”, concluye Fajardo.