Philip Morris International (PMI) tras cinco años de lanzamiento de su dispositivo electrónico de calentamiento de tabaco IQOS en Guatemala, más de 20 mil fumadores han cambiado hacia una alternativa de riesgo reducido, sin humo.

Redacción Empresas/La Prensa de Occidente

“Cada vez nos acercamos más a la visión de crear una Guatemala libre de humo. Gracias a IQOS, no solamente hemos logrado que veinte mil  personas elijan esta alternativa, sino que, durante estos 5 años, logramos evitar el humo de más de 124 millones de cigarrillos de combustión que no fueron encendidos, todo a través de la ciencia, la tecnología y la innovación”, expresó Tomás Ayala, Gerente General de Philip Morris International Guatemala.

En 2017 IQOS se introdujo al mercado guatemalteco, siendo el primer país en Centroamérica y Caribe en contar con esta tecnología. Desde entonces se han ofrecido diversas actualizaciones tecnológicas de los aparatos.

La buena aceptación de IQOS ha obligado a la compañía a ponerlo a disposición en el interior del país, buscando que más personas tengan la oportunidad de acceder a esta alternativa. Actualmente se puede encontrar en ciudades como Quetzaltenango, Escuintla, Jutiapa, Chimaltenango, Coatepeque, Santa Lucía Cotzumalguapa, Cobán, Mazatenango, Sacatepéquez e Izabal, entre otras.

Apuesta por la reducción del daño

El riesgo reducido es un concepto aplicado a las industrias que buscan disminuir la exposición al riesgo de un producto o una actividad. Ejemplo de ello son los cinturones de seguridad, el bloqueador solar, un vehículo eléctrico o los cigarrillos electrónicos y calentadores de tabaco.

PMI durante más de 10 años se ha dedicado a investigar y desarrollar alternativas al cigarrillo convencional que precisamente signifiquen una menor exposición al daño. Con una inversión de más de $9.2 billones en ciencia, innovación y tecnología, ha llegado la conclusión de que el principal problema está en el humo.

El tabaco genera humo cuando se quema a temperaturas superiores a los 400 grados. Es el humo generado por la combustión (el fuego) donde se encuentran la mayor cantidad de sustancias tóxicas y potencialmente tóxicas asociadas al fumado.

Los productos alternativos al cigarrillo, al no producir combustión y tampoco humo, reducen considerablemente la concentración de sustancias tóxicas y potencialmente tóxicas a las que están expuestos las personas adultas fumadoras. También se elimina el humo de segunda mano, pues gracias a esta tecnología, no se produce humo del todo.

La apuesta por la reducción del daño va más allá de las personas, ya que también incide en reducir el daño en el ambiente. Por medio del programa #GuateSinDesechos, en alianzas con otras instituciones como, se promueve la disposición responsable de las unidades usadas de tabaco para calentar (HEETS), que son recolectadas y llevan todo un proceso para su correcta disposición final. Se estima que se han recolectado más de media tonelada de unidades de tabaco usadas (HEETS) durante el primer año de implementación del proyecto.

Es así como IQOS marca un hito en la historia del país y de la región centroamericana, consolidando programas sostenibles y logrando impactar positivamente la vida de miles de guatemaltecos que deciden hacer el cambio.