El personal que atiende en el Hospital Temporal Covid-19 de Quetzaltenango será reducido en 2023; trabajadores que no continuarán laborando señalan como injusta la no renovación de sus contratos.

El Hospital Temporal de Quetzaltenango funciona en las instalaciones de Cefemerq.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
El Hospital Temporal, ubicado en las instalaciones del Centro de Ferias y Mercadeo de Quetzaltenango (Cefemerq), zona 6 altense, continuará funcionando en 2023, debido a que siguen presentándose casos de coronavirus en el departamento y la región.

Sin embargo, el número de trabajadores del centro asistencial, que este año ha sido de 512, se reducirá en un 35 por ciento aproximadamente, explicó Robert López, director del Hospital Regional de Occidente (HRO), que tiene a su cargo el Temporal.

“Hicimos una análisis de las necesidades durante el año del hospital (Temporal), nos dimos cuenta que en agosto hubo un pico, con 84 pacientes ingresados, ahora vemos de nuevo un alza, pero no tan grande, por lo que, según el análisis, vamos a reducir un porcentaje de los trabajadores”, afirmó el galeno.

Actualmente en el Temporal altense hay 32 pacientes ingresados, 12 de los cuales están en el Intensivo y 19 son casos moderados.

“Es injusto”
Más de 70 trabajadores del Temporal, a quienes no se les renovó contrato para el siguiente año, calificaron esta medida como injusta.

“No es justo el despido que nos hicieron, estuvimos en el primer momento cuando nadie quiso venir, en donde estaba lo peor de la pandemia, dejamos familia y casa, todo por venir a servir”, dijo Mery Méndez, enfermera.

Los salubristas indicaron que a través de una llamada telefónica se les notificó que ya no continuarían laborando.

Agregaron que les han dicho que no hay presupuesto, pero se está recibiendo papelería para plazas vacantes.