Decenas de personas se reunieron esta noche en el Parque Central de Xela para exigir justicia por el asesinato de tres perros.

José Racancoj/La Prensa de Occidente
Con el pasar de las horas ha crecido la indignación por el envenenamiento de tres perritos, conocidos como Loba, Nucita y Negrito, en la zona 9 de Xela.

El hecho fue cometido ayer por la tarde por un hombre, acompañado de otro, según consta en un video. Y en redes sociales cientos de personas, no solo de Quetzaltenango sino a nivel nacional, han manifestado su rechazo a lo sucedido.

El malestar ha pasado a las calles y este lunes se dieron dos manifestaciones, la segunda en horas de la noche, la cual reunió en el Parque Central altense a decenas de personas, algunas acompañadas de sus mascotas, e integrantes de grupos que velan por los derechos de los animales.

 

Los manifestantes exigieron justicia y que se aplique la ley a los responsables, las protestas se concentraron frente a un local de la empresa de alimentos Xelapan, debido a que las dos personas involucradas están relacionadas con dicha empresa.

“No queremos más envenenamientos, porque los perros también tienen derecho a vivir. Exigimos justicia, que la Unidad de Bienestar Animal haga su trabajo y aplique la ley correspondiente”, comentó Gresy Martínez, de Asociación Amigo Fiel.

Admite responsabilidad
En redes sociales, usuarios identificaron a la persona que les da comida con veneno a los perros, así como a su acompañante, como hijos del dueño de la empresa Xelapan.

Orlando Guzmán, uno de los señalados, admitió su responsabilidad a través de un comunicado y afirmó haber cometido “un desafortunado acto”.
“Lamento profundamente los problemas que esto ha ocasionado y espero ser perdonado por mi comunidad”, señala en un comunicado.

De acuerdo con la ley, envenenar o intoxicar animales corresponde a una infracción que se sanciona con 12 salarios mínimos, unos Q36 mil.